Suiza tiene una de las economías más pujantes y prósperas del mundo. Este país centroeuropeo exhibe uno de los índices PIB per cápita más altos del viejo continente, siendo superado sólo por Luxemburgo y Noruega. Según estimaciones basadas en datos del Fondo Monetario Internacional para 2018, el suizo promedio tiene un ingreso anual por el orden de los 63.379 dólares estadounidenses.

Image result for UBS y Credit SuisseMuchas de las empresas más importantes del mundo tienen su sede en Suiza. Tal es el caso de los gigantes farmacéuticos Novartis y Roche, con sede en Basilea; Nestlé, la empresa de alimentos más grande del mundo; los bancos privados UBS y Credit Suisse, las industrias ABB y Glencore, la cementera Holcim, las relojeras Swatch, Richemont y Rolex, etc.

Entre los rubros más importantes de la economía suiza se destacan los de la industria química y farmacéutica, los servicios financieros, la industria inmobiliaria, la fabricación de instrumentos de precisión y medición, fabricación de instrumentos musicales, maquinaria electrónica y turismo. Un 72% del producto interno bruto del país es generado por el sectores servicios, mientras que el sector industrial genera un 23,9% y la agricultura sólo un 4,1%.

La economía suiza es capitalista y está altamente liberalizada y globalizada. Sin embargo, el gobierno sí apoya abiertamente al sector agropecuario del país mediante la aplicación de subvenciones y otras prácticas proteccionistas, lo que coadyuva al encarecimiento de muchos alimentos importados. Se espera que, en el futuro cercano, estas barreras comerciales se suavicen progresivamente.

Se estima que, en promedio, los trabajadores en Suiza ganan alrededor de 30 dólares por hora. Estos sueldos atraen a muchos trabajadores de diversos países de Europa. Además, en Suiza la inflación y el desempleo son muy bajos, y los impuestos también son sensiblemente menores que en otros países de Europa. Sin embargo, el costo de vida en Suiza también es bastante alto.