El gobierno suizo no apoya la prohibición del burka a nivel nacional

Image result for burkaSuiza se precia de tener un sistema de “democracia directa”, en el que los ciudadanos son consultados sobre los cambios legislativos y pueden, a su vez, proponer iniciativas de ley ante los órganos correspondientes, siempre que reúnan un mínimo de firmas necesarias.

Cada vez más musulmanes visitan Suiza, y algunos de ellos han decidido quedarse a vivir en el país. Esto ha traído consigo cierto choque cultural con la población local, de valores tradicionalmente muy cristianos.

Ha surgido un importante grupo de ciudadanos que rechazan el uso de velos musulmanes en el país centroeuropeo. El grupo, que se conoce como “Sí a la prohibición de máscaras”, reúne a algunos connotados defensores de una iniciativa anterior de 2009, que buscaba prohibir la construcción de nuevos minaretes en el país. Esta vez, el grupo tiene como punta de lanza el rechazo al “burka”, especie de bata para las mujeres musulmanas, que cubre el cuerpo por completo, desde el cabello hasta los pies.

Se estima que actualmente la proporción de musulmanes en Suiza alcanza el 5% de la población, gracias fundamentalmente a los inmigrantes procedentes de la extinta Yugoslavia. El grupo anti-burka logró reunir la cantidad de firmas requeridas para promover el proyecto, pero el gobierno ha declarado que, en lugar de estar a favor de una prohibición del burka a nivel nacional, dejará la cuestión a la autoridad de cada cantón. Suiza es una confederación, por lo que cada cantón del país tiene gran autonomía legislativa.

Sin embargo, el Ejecutivo suizo sí propuso penas de hasta tres años de cárcel para los hombres que obliguen a los mujeres a taparse el rostro, y es partidario de que toda persona deba mostrar la cara cuando está delante de un funcionario.

Según encuestas, casi el 80% de los suizos están de acuerdo en prohibir totalmente el uso del burka a nivel nacional.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *